Que el uso de los entornos virtuales de enseñanza no se vuelva una pandemia

0
415

Cuando el ser humano se encuentra dentro de su zona de “confort” definida según Ramirez (2017) como “ese lugar en el que casi todo es predecible y en el que asumes pocos riesgos”, por ejemplo, la misma ruta para ir a trabajar, comer en los mismos restaurantes, socializar con las mismas personas, trabajar de la misma manera, entre otros cientos de aspectos que nos permiten tener control y seguridad de nuestro entorno. Esto sin lugar a duda, minimiza el potencial de las personas y de los profesionales dado que no les permite enfrentarse a nuevos restos.

A raíz de la actual pandemia COVID-19 que se está viviendo, ha obligado a un porcentaje muy alto de la población mundial a salir de su zona de “confort”, ya que, ante una situación que no se había vivido en varios cientos de años, se han tomados medidas sanitarias extremas para salvaguardar el bienestar de la población mundial. Una de las áreas que se han visto afectadas por esta situación ha sido la educación.

En Costa Rica las lecciones han sido suspendidas durante varias semanas en todos los niveles educativos, sin embargo, la enseñanza no se ha detenido. Si, aunque en principio no parece tener sentido, los profesores de todos los niveles y asignaturas se han tenido que reinventarse a raíz del COVID-19, ya que la educación debe seguir, ahora desde una modalidad a distancia o virtual.

Sin embargo, esto va más allá de solamente digitalizar los textos, enviar archivos por correo electrónico o utilizar las diversas herramientas de comunicación para transmitir una clase presencial. Como Gil (2000) menciona, en un modelo a distancia o virtual, la planificación y el diseño de un curso es distinto, ya que “es recomendable que los materiales sean elaborados con anticipación, adecuados, precisos y actuales; integrales, integrados, abiertos y flexibles; coherentes, transferibles y aplicables; interactivos, significativos, válidos, fiables, representativos, y que permitan la autoevaluación; eficientes y estandarizados” (p.91).

Además, el uso indiscriminado de las diversas plataformas libres y gratuitas para crear entornos virtuales de aprendizaje no garantiza la adquisición de los contenidos. Para la virtualización de la educación se necesita que los educadores tengan claridad en un tema relevante como lo es la mediación pedagógica en los entornos virtuales, ya que se pueden convertir en un repositorio de documentos y foros sin alguna intención pedagógica definida.

Por otra parte, Bossolasco (2013) realiza un resumen de las fases de diseño que debe considerarse al crear un entorno virtual de aprendizaje mencionadas por Coll, Mauri y Onrubia (2008), así como las dimensiones que indican Pirttiniemi y Roubari (s.f.) y finalmente las variables críticas o características que señala Cabero (2006) que debe considerar en un entorno virtual:

Coll, Mauri y Onrubia (2008)

Pirttiniemi y Roubari (s.f.)

Cabero (2006)

Diseño

Dimensiones

Variables críticas

Diseño Tecno-pedagógico

Frase de diseño

Dimensión pedagógica

Contenidos

Herramientas tecnológicas

Actividades

Estrategias didácticas

Modelos de evaluación

Dimensión técnica

Herramientas de comunicación

Dimensión física

Aspectos de organización

Fase de aplicación

Dimensión social

Social (comunidad virtual)

Papel del alumno

Rol del docente

Figura 1 Integración de los planteamientos de Coll, Mauri y Onrubia (2008); Pirttiniemi y Roubari (s.f.) y Cabero (2006). Tomado de Bossolasco (2013).

Ante este tema Calvo y Salas (2017) mencionan que la Mediación Pedagógica dentro del contexto de Entorno Virtuales “[…] involucra el pensar y organizar esfuerzos pedagógicos de manera estratégica, aprovechando al máximo esos escenarios en sus cualidades inherentes, tales como: inmediatez, a-sincronicidad, no presencialidad, bajos costes en el objetivo de difusión y exposición, categorización de insumos, ubicabilidad de los recursos” (p.42).

Además, se debe considerar que existen tres etapas dentro del tratamiento de la Mediación Pedagógica. El primero es el tema (es decir, cómo se trabajarán los contenidos, el lenguaje empleado, conceptos básicos, objetivos de aprendizaje, actividades de inicio, desarrollo y cierre de las unidades de estudio; el segundo es el aprendizaje (son las estrategias metodológicas que van a favorecer la relación entre el sujeto y el objeto de estudio, las cuales deben estar orientadas a las capacidades de aprender a aprender); y finalmente, la forma (se entiende por el diseño en el que se presenta el entorno virtual, los materiales didácticos elaborados y el uso de las diversas herramientas tecnológicas) (Calvo y Salas, 2017).

Finalmente se deben considerar, otras aristas que normalmente no se toman en cuenta a la hora de diseñar un entorno virtual de aprendizaje, como lo es el aspecto Psicopedagógico, puesto que en ocasiones el docente se concentra en el uso de las diversas herramientas tecnológicas, sin conocer en muchos casos, las competencias tecnológicas o las posibilidades de acceso a un dispositivo tecnológico o bien al Internet.

 

Referencias bibliográficas

Bossolasco, N. (2013). El concepto de entorno mediado de enseñanza – aprendizaje. Significados posibles. En A. Chiecher, D. S. Donolo y J. L. Córica (coords.), Entornos virtuales de aprendizaje: nuevas perspectivas de estudio e investigaciones (pp. 74-94). Mendoza, Argentina: Editorial Virtual Argentina. Recuperado de http://s3.amazonaws.com/academia.edu. documents/33999916/EVyA_Chiecher_Donolo_Corica.pdf?AWSAccessKeyId=AKIAIWOWYYGZ2Y53UL3A&Expires=1497314095&Signature=XxLhDReoxKecVkaS8m6adOzNnZA%3D&response-content-disposition=inline%3B%20filename%3DEvaluacion_de_la_calidad_en_entornos_de.pdf#p age=74

Calvo, X. & Salas, N. (2017) Mediación pedagógica en entorno virtuales. En A. Umaña, I. Salas y V. Berrocal (Eds.) Consideraciones para el diseño y oferta de asignaturas en línea (pp. 41-52). San José Costa Rica: EUNED.

Gil, M. (2000). Reseña de “Educación a distancia. De la teoría a la práctica” de Lorenzo García Aretio. Perfiles Educativos, núm. 88, abril-junio, 2000. Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación Distrito Federal, México.

Ramirez, P. (2017). ¿Estás en la zona de confort o en la zona de bloqueo? Recuperado el 11 de abril del 2020 en https://www.patriciaramirezloeffler.com/estas-en-la-zona-de-confort-o-en-la-zona-de-bloqueo/

Por favor Iniciar sesión para comentar