Oportunidad para el fortalecimiento de diferentes roles en educación

    0
    680

    ¿Cuáles podrían ser las consecuencias de que parte de la metodología y pedagogía de docente haya sido conocida masivamente de forma virtual?

    ¿Cómo visualizar las experiencias vividas en los últimos días como oportunidades para realizar propuestas importantes de mejoramiento de la educación en Costa Rica?

    La respuesta a estas preguntas es sencilla sí,  desde un escenario común y de manera positiva, analizamos las consecuencias e impacto de la crisis provocada por COVID-19 en la educación a distancia.

    Desde esta perspectiva, el regreso al aula presencial traerá consigo cambios trascendentales en la enseñanza y en el desempeño de los distintos roles educativos. Esto arranca desde uno de los principales desafíos que han enfrentado los docentes para ajustar la realidad a los requerimientos de la educación a distancia: crear estrategias para el desarrollo de habilidades en los estudiantes, entendidas estas como capacidades aprendidas para ser utilizadas al enfrentar problemas de la vida real.

    Vale la pena entonces señalar ejemplos y experiencias compartidas que contribuyen directa y justamente con los cambios requeridos para el mejoramiento de nuestro quehacer como educadores, incluyendo el logro de habilidades en los estudiantes:  

    1. Directores de instituciones de I y II Ciclos orientan al personal a su cargo en el diseño de Guías de Trabajo Autónomo (GTA) en el área de matemática, lo cual los hace conscientes de que:
    • el uso del Programa de Estudios y la distribución mensual de conocimientos y habilidades que comprende las cinco áreas matemáticas (números, geometría, medidas, relaciones y álgebra y estadística y probabilidad) son instrumentos primordiales,
    • se favorece en los estudiantes la dinámica mental deseada para la adquisición de nuevos aprendizajes y habilidades en forma cíclica por periodo lectivo.

    Esto demuestra el rol de directores, de acompañamiento y apoyo a la labor docente, desde el marco de los lineamientos y recursos establecidos para tal fin.

    2. Aunado a lo anterior, Directores de centros educativos de diferentes modalidades, reflexionan sobre la importancia de la adquisición de los conocimientos y habilidades previas en los estudiantes, necesarios para un exitoso avance en el aprendizaje, que les permita promocionar al siguiente nivel educativo. Asimismo, analizan sobre la implementación adecuada de diagnósticos de aprendizajes y niveles de complejidad requeridos, tiempo efectivo de clases y la calidad educativa: aspectos que deben ser confirmados y propiciados administrativamente para la toma de decisiones.

    1. En relación a los distintos escenarios y contextos que representan los grupos de estudiantes que cada docente de matemática debe atender, es destacable:
    • la creación de diversas formas de acercamiento a los estudiantes,
    • el uso diverso y apropiado de herramientas tecnológicas,
    • estrategias adquiridas durante la implementación de los Programas de Estudios de Matemáticas que requirió de cursos virtuales, han venido a constituir fortalezas para enfrentar los retos actuales.

     4. Asimismo, será conveniente reflexionar sobre las siguientes consideraciones generales para el regreso a clases presenciales, las cuales aluden a los modelos y experiencias adoptadas por docentes, respecto a enseñanza de matemática a distancia anteriormente compartidas:

    • La preparación sobre el cómo y el qué debemos enseñar, así como el correcto desarrollo y abordaje de Programas de Estudios, su fundamentación y su dominio, corresponde tanto a docentes como a directores y otros funcionarios en educación.
    • La metodología con enfoque basado en resolución de problemas del Programa de Estudios de matemática, promueve el aprendizaje autónomo, una habilidad ejercitada en educación a distancia que deberá ser aprovechada de aquí en adelante.
    • Es urgente desaprender pedagogías conductistas que promuevan métodos en los que domine la abstracción y prácticas repetitivas, pues en su lugar debemos hacer uso de problemas y situaciones de contexto real.
    • La función formativa de la evaluación es relevante para la enseñanza y aprendizaje de todas las asignaturas, niveles y modalidades del sistema educativo. Ésta debe divisar fuertemente un abordaje apropiado de apoyos educativos.
    • Valorar el tiempo y saberlo aprovechar es relevante. Para lo cual el área administrativa y curricular en cada institución educativa deben trabajarse a través de objetivos comunes.

    • Los Supervisores y Directores de centros educativos son un eslabón importante en el MEP, pues de su acompañamiento depende el logro de aprendizajes reales en el área de matemática. Por ello, deberán utilizar dentro de su labor cotidiana, conceptos y estrategias como el enfoque de resolución de problemas, la distribución e integración de habilidades, la evaluación para los aprendizajes y el fundamento pedagógico de la transformación curricular. De igual manera será crucial su obligatoriedad e implementación dentro de un marco donde son amigables las áreas administrativa y curricular.

    Para alcanzar estos y otros logros en el corto plazo, todos, tanto autoridades ministeriales, administrativos, técnico-docentes, docentes, como padres y estudiantes debemos aportar y tomar decisiones; y así en el regreso a clases presenciales demostrar nuestra mejor versión como personas y profesionales.

    Les invito a leer un primer artículo relacionado con esta temática:Regreso a clases presenciales: nuevos retos en la educación costarricense”, en el que se analizan modelos y experiencias en educación matemática a distancia.

    Por favor Iniciar sesión para comentar