Virtualidad y presencialidad en la educación: aprovechar la Reforma Matemática

0
347

El currículo de Matemáticas de Costa Rica tiene fortalezas importantes para el desarrollo científico y educativo nacional, y para la construcción de una ciudadanía con mayores competencias matemáticas, lo que ha sido reconocido por muchos especialistas dentro y fuera del país. La Reforma Matemática ha aportado valiosos recursos, entrenamientos y experticias nacionales que hoy apoyan al sistema educativo nacional. Cada vez son menores los detractores de esta reforma, y aunque siempre es posible la existencia de distorsiones en la implementación curricular, la reforma sigue vigente.

Han predominado internacionalmente tres distintas maneras de reaccionar (o visiones) ante la no presencialidad y la demanda de estrategias novedosas con fuerte uso de elementos virtuales:

https://www.reformamatematica.net/
  • Rechazo a las acciones de trabajo en entornos virtuales en espera de que la presencialidad retorne (incluso con opiniones pedagógicas y epistemológicas que afirman no es posible el aprendizaje significativo no presencial especialmente en los primeros niveles educativos).
  • Transferencia mecánica de recursos y acciones a ambientes virtuales.
  • Reconstrucción auténtica de los quehaceres educativos utilizando las potencialidades de los entornos virtuales (espacios de cobertura e interactividad no posibles en contexto presencial, gestión estimulante, utilización de herramientas tecnológicas previas y nuevas que potencian la acción educativa).

Aunque las nuevas variantes de los coronavirus pueden cambiar súbitamente nuestras perspectivas educativas y nacionales, la presencialidad debe regresar a las aulas. Todos los estudios señalan esa urgencia.

No obstante los recursos virtuales son y seguirán siendo muy importantes en estrategias combinadas con opciones presenciales o totalmente en línea. Y aun cuando se de el retorno a una normalidad, nueva, el papel de lo virtual jugará un papel cualitativamente distinto al que jugaba antes de la pandemia.

Entonces: en la perspectiva histórica debe colocarse un tratamiento educativo y social adecuado de los recursos virtuales. La segunda visión señalada arriba es una primera manera de adaptar materiales existentes en términos que permitan su uso en ambientes virtuales. Eso ofrece materiales que pueden ser muy útiles. Pero sin duda es la tercera orientación la que estratégicamente debe favorecerse. Es decir: una reconstrucción o construcción nueva con base en todas las potencialidades disponibles y que se potencian día a día para trabajar el aprendizaje y la enseñanza en entornos virtuales. Hay una aceleración de las tecnologías virtuales.

El papel de lo “no presencial” debe buscarse dentro de la perspectiva más amplia. Y esta por supuesto traspasa los instrumentos específicos de aprendizaje o uso de tecnologías. Debe entenderse que la crisis de Covid-19 puede verse como un gran catalizador para todo el sistema educativo (y la sociedad en general), y por lo tanto que muchos de los propósitos educativos deberían revisarse a la luz de este escenario. Entre otros el papel de la familia, de los docentes, el significado de los contenidos curriculares: ¿cómo la idea de “enseñar-aprender a aprender” se replantea en este escenario?, la evaluación, etc.

Debe reconocerse además que, si bien la reconstrucción adecuada de quehaceres educativos usando entornos virtuales será implacablemente necesaria, también debe afirmarse que la enseñanza presencial es vital para los desarrollos cognitivos y cognoscitivos y más en algunos niveles educativos. Por otra parte, socialmente las grandes diferencias en cuanto a las posibilidades de utilización de recursos virtuales (por ejemplo, el acceso a internet) vuelven imposible que recursos virtuales lleguen adecuadamente a todas las poblaciones. En Costa Rica más de una tercera parte de la población estudiantil no tiene acceso a posibilidades virtuales eficaces.

Está inscrita la necesidad de diseñar los equilibrios que la enseñanza y aprendizaje deberá tener en los siguientes años cuando la pandemia haya sido controlada. Por supuesto no todo lo que se plantea es acerca del uso o no uso de virtualidad, todo apunta a profundos cambios epistemológicos, cognoscitivos y educativos.

En lo que refiere a recursos y experticias relacionados con lo “no presencial” la Reforma Matemática y el Proyecto Reforma de la Educación Matemática en Costa Rica ofrecen recursos muy valiosos, que se colocan precisamente en la tercera perspectiva indicada de uso estratégico apropiado para aprovechar todas las potencialidades de lo virtual. Esto no es una improvisación desarrollada en los dos años pasados.

Desde los cursos bimodales con Moodle en el 2011 los MOOCs y Mini-MOOCs con class2go o edX desde 2014, los Recursos Libres de Matemáticas y Prácticas FARO y Blog usando WordPress desde 2019, hasta los Centro de Matemáticas en el 2021 para preparar a los estudiantes para las pruebas nacionales, se han construido materiales y una experticia que hoy están disponibles para la educación de Costa Rica. Esto es una circunstancia excepcional.

https://www.reformamatematica.net/

Ojalá estos se puedan aprovechar en la recuperación de un sistema educativo que ha sufrido el golpe más devastador de los últimos cincuenta años.

0 0 votes
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios