El prejuicio, en una Educación que procura una mayor y mejor inclusión

0
167

En el contexto del centro educativo y las interacciones diversas-complejas que en él se dan, las formas de interactuar y convivir, permiten que personas docentes y estudiantes se encuentren en el constante cuestionamiento, ¿quién soy?, ¿quién es el otro?, ¿Cómo me perciben y percibo?, preguntas que se instalan consiente o inconscientemente en las personas y en especial en el contexto educativo, estas preguntas coexisten y se transforman constantemente, como consecuencia del conocer y conocernos. En los procesos de enseñanza y aprendizaje, las personas tenemos una necesidad básica principal; aprender o enseñar, pero existe una acción innegable, natural y determinante, es la característica que nos identifica como especie y que a permitido a lo largo del tiempo la sobrevivencia y la evolución, es una acción ejercida desde los sentidos y que determina factores importantes de la convivencia, una que nos da la posibilidad de creer saber quién es el otro y cómo me percibe.

Pero el conocer o aprender del otro, parten desde dos estados del ser humano, que no siempre están debidamente delimitados, desde el prejuicio y desde la ignorancia, estos dos estados interactúan y como seres pensantes debemos hacer un esfuerzo por estar conscientes en el tanto, cómo estos estados determinan la interacción con el otro y su otredad, y cómo se evoluciona en los espacios que generan los procesos de enseñanza y aprendizaje, especialmente en las relaciones de personas estudiantes y personas docentes.

Para establecer ciertas características, del cómo algunos actores del campo de la educación consideran las interacciones entre personas estudiantes y personas docentes, en el ámbito del sistema educativo costarricense, se les consultó a través de un formulario y se obtuvo la siguiente muestra de opinión.

El formulario y su contenido:

Como primera etapa se les cuestionó a los participantes nociones básicas sobre el prejuicio en el ámbito educativo:

Como segunda etapa, se le presentó a cada participante del formulario, una serie de citas referidas al concepto del prejuicio, y se les indicó:

“Nuestro pensar es la base de nuestro actuar, es por esto por lo que se considera importante cuestionar nuestras posibles ideas preconcebidas, para con ello generar una deconstrucción armoniosa que aporte positivamente al buen vivir y a la inclusión de las personas en los diferentes espacios de convivencia, en especial en el centro educativo.

A continuación, se le presentará una cita propia de un determinado autor, y se le cuestionará la idea general que esta cita le hace sentir. Por lo que se le solicita se refiera, en sus propias palabras, a qué le hace pensar el texto en cada caso.”

Se escogió, en cada caso, una de las opiniones emitida por alguno de los entrevistados, como muestra de la sintonía y la correlación generada por el tema en estudio, sin desmeritar las demás opiniones de sumo valor e importancia para este trabajo.

  1. «Donde la igualdad no se discute, allí también hay insubordinación». George Bernard Shaw.

“Considero qué en muchas ocasiones en el ámbito educativo, se da por sentado que la persona docente establece normas de convivencia partiendo únicamente de su criterio, sin tomar en cuenta a la mayoría, al estudiantado” (opinión de uno de los entrevistados)

  1. «Es absolutamente imposible encarar problema humano alguno con una mente carente de prejuicios». Simone de Beauvoir.

“Los prejuicios son parte de toda sociedad. El espacio-tiempo en el que nacemos y nos desenvolvemos determina nuestra visión del mundo. Cada generación en cada época, en cada lugar donde vivió, se enfrentó a sus vivencias desde un marco conceptual de conocimientos y creencias que representaban su realidad. Cada generación deconstruye y reconstruye estos esquemas. Solo el hecho de ser seres humanos y vivir en sociedad nos hace seres con prejuicios. Es inevitable.” (opinión de uno de los entrevistados)

  1. «La simpatía es muy frecuentemente un prejuicio sentimental basado en la idea de que la cara es el espejo del alma. Por desgracia, la cara es casi siempre una careta». Santiago Ramón y Cajal.

“La simpatía es importante. Si bien es cierto la cara es una careta del alma, lo cierto es que socialmente por normas de convivencia a veces , aunque no queramos, debemos poner buena cara, por ejemplo, en el contexto laboral. Si discuto con alguien en mi casa no puedo llegar con cara de “no me toquen” a dar clases. En este caso son convenciones sociales de convivencia. Claro, si uno tiene un problema mayor es imposible quitarse la careta. Lo importante es conocerse uno mismo, darse tiempo, no saturarse. Lamentablemente el mundo capitalista nos lleva a un estado de agotamiento que obligatoriamente nos hace usar varias caretas al día.” (opinión de uno de los entrevistados)

  1. «Sólo hombres libres de todo prejuicio son capaces de considerar los problemas desde un punto de vista verdaderamente humano». Alexis Carrel.

“Me parece que no tener prejuicios es difícil porque de una u otra forma tenemos ciertas creencias. Sí creo indispensable estar constantemente informándome, leyendo diferentes posiciones sobre un tema y analizando mis creencias para así construir más empatía con las demás personas compartamos o no ideas. Yo he ido cambiando muchas ideas al conversar con otras personas, leyendo, cuestionando cosas, lo cual me permite ir mejorando lo que soy como ser humano.” (opinión de uno de los entrevistados)

  1. «La ignorancia está más cerca de la verdad que el prejuicio». Denis Diderot.

“La ignorancia aceptada es una virtud. Es un paso antes de la verdad o el conocimiento. El prejuicio es una verdad asumida y conlleva primero aceptar lo que es, modificarlo y cambiarlo. En los adultos cuesta mucho cambiar esquemas.” (opinión de uno de los entrevistados)

Una vez concluida la lectura de las frases presentadas en el cuestionario y las diferentes opiniones vertidas por las personas participantes, es notorio y destacable para la labor docente y en general para el trato entre personas en ambientes diversos, por una parte que existen los prejuicios consientes e inconscientes y por otra que debemos procurar ser conocedores de la existencia y la manifestación de los prejuicios en las interacciones diarias entre personas, en el tanto tomemos parte y nos ubiquemos en un punto un tanto neutral ante el prejuicio, de tal forma que nos permita una convivencia desde las experiencias naturales e intencionalmente pensadas para el buen vivir y el crecimiento personal. Así entonces, no será desde el estadio del prejuicio que se fraguaran las respuestas a las grandes preguntas del conocer, especialmente en el centro educativo y en las diversas actividades pedagógicas que se desarrollan en éste.

Mejorar la calidad y la equidad de la educación en nuestro país es una aspiración sobre la cual existe consenso, e implica avanzar hacia un sistema educacional que garantice que todas y todos los estudiantes desarrollen al máximo sus potencialidades de aprendizaje, en un entorno educativo seguro y protector, que les permita aportar a la sociedad como ciudadanos responsables, respetuosos, solidarios y pacíficos.

4.5 2 votes
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios