Experiencia docente en los problemas de sistemas de ecuaciones

1
53

            Como docente en formación de la enseñanza de la matemática, los padres de familia solicitan mis servicios para brindarle tutorías a sus hijos, esto me permite desarrollar una mayor destreza para saber cómo abordar diversas habilidades del programa de estudio. Además, me permite identificar las dificultades que presentan los estudiantes en un determinado término, concepto o tema.

            Muchas veces los padres recurren a esto debido a que se da el espacio para que el estudiante avance a su propio ritmo, lo cual permite que se sienta más cómodo en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Dentro mi experiencia, tuve que brindar varias tutorías sobre el tema de plantear y resolver problemas de sistemas de ecuaciones a un alumno y aprendí mucho de esa situación.

             Antes de dar las tutorías, solicito el material que el estudiante utiliza en las lecciones, para analizar la forma en la que se brindaron los temas y así elaborar las explicaciones con base en este material, pues es importante trabajar de forma similar, para evitar crear un conflicto en el joven.

             En esta experiencia sobre sistemas de ecuaciones, lo único que el estudiante tenía sobre el tema era una lista con expresiones verbales que interpretaron en forma algebraica y varios ejercicios que se resolvieron en las lecciones. Para finalizar, el docente les facilito una lista extensa de problemas para que los resolvieran.

             Al iniciar la tutoría se desarrolló una lista en donde estudiante debía pasar de una representación verbal a una algebraica. Pude observar que, si tenía un buen dominio, en cuanto a cómo traducir las expresiones. A continuación, se muestra el primer problema que resolvió el estudiante como práctica en la tutoría y logró realizar correctamente la traducción al lenguaje algebraico:

Dos números suman 25 y el doble de uno de ellos es 14. ¿Qué números son?

              Sin embargo, se le dificultó realizar la misma tarea cuando debía aplicarlo en un problema “contextualizado” como el siguiente:

               En una granja hay cerdos y gallinas, sumando el total de 4280 patas. Si disminuimos en 70 el número de cerdos, el número de gallinas será el triple que éstos ¿Cuántos cerdos y cuántas gallinas hay?

                El estudiante al terminar de leer, indico lo siguiente referente a las variables y ecuaciones:

            El estudiante no logró interpretar la información correcta del enunciado, debido a que en la suma del problema era referente a la cantidad de patas de los animales, entonces el estudiante debía analizar que los cerdos tenían cuatro y las gallinas dos patas y así establecer. Después le indique al estudiante que volviera a leer el problema y observara si tenía o no un error en las siguientes ecuaciones, lo cual permitió al mismo saber que el número de cerdos había disminuido entonces debía colocar y=3x-70.

           Esta incapacidad para interpretar la información en el enunciado fue un obstáculo, frustró al estudiante porque no lograba realizarlo; sin embargo, cuando le comencé a explicar le mencioné que no es solo traducir la información, sino que debe reconocer si realmente tienen concordancia las ecuaciones respecto al contexto del enunciado. Por lo cual, conforme avanzábamos con más problemas el joven logro desarrollarlos.

           En conclusión, en mi experiencia considero que el tema de problemas, se les dificulta a los estudiantes, por lo que es necesario mostrarles seguridad y formas interactivas de enseñar el tema para incentivar el interés. Como docentes debemos no solo brindarles una lista que contenga expresiones verbales y su representación algebraica, porque, aunque el estudiante logre realizarlas de forma correcta no significa que pueda expresar las ecuaciones que se presentan en problemas de diferentes contextos, tal y como sucedió en esta experiencia de aprendizaje.

            Es fundamental que el estudiante primero comprenda la información para poder interpretarla y posteriormente resolver un problema. Además, es importante estar atento a los errores que cometan, para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje de las matemáticas y poder superar las limitaciones que pueda presentar durante su desarrollo cognitivo.

 

0 0 vote
Article Rating
1 Comment
Más antiguo
Más reciente Más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Yorleny Rojas Jiménez
junio 24, 2020 6:47 pm

Buenas tardes Alejandra Sin duda su experiencia nos funciona a los docentes para comprender la importancia de trabajar la resolución de problemas de contexto con los estudiantes. Entre otros aspectos usted manifiesta que el estudiante primeramente comete errores, que se corrigen y posteriormente, logra resolver el problema apropiadamente, pues analiza el proceso y determina qué corregir en su alumno y cómo hacerlo. Esta retroalimentación es necesaria, independientemente de las habilidades que se estén abordando y permite crear en los estudiantes la destreza para enfrentar problemas diversos y con ello, la adquisición de capacidades de orden superior en diferentes niveles. Gracias… Leer más»